722 617 163

Las palabras como vehículo para alcanzar el alivio emocional

Poner en palabras aquello que nos causa malestar, dolor e incomodidad, nos permite liberar nuestros sentimientos, externalizarlos, para enfrentarlos y transformarlos en herramientas que nos permitan avanzar en nuestra vida.

Somos sujetos emocionales. Las emociones determinan cada una de las decisiones que tomamos a lo largo de nuestra vida.

Existen distintos tipos de emociones:

- Las emociones primarias, como la ira, el miedo, el amor, la tristeza, el asco, la alegría o la sorpresa. Son las emociones innatas. No se adquieren. Son automáticas. Cumplen una función adaptativa.

- Por el contrario, las emociones secundarias, tales como el desprecio, el orgullo o la satisfacción, no cumplen una función adaptativa, son aprendidas y cambiantes.

Cada una de las situaciones que vivimos en el transcurso de nuestra vida generan en nosotros una serie de emociones. Emociones que surgen como respuesta ante determinados estímulos. Las emociones se expresan en el cuerpo y pueden exteriorizarse de múltiples maneras.

Muchas veces bloqueamos las emociones, en ocasiones de forma consciente y en otras inconscientemente. Los motivos que nos llevan a ello pueden ser diferentes. Generalmente bloqueamos las emociones cuando creemos que liberándolas podemos provocar un malestar en quienes nos rodean o en nosotros mismos.

Cuando no exteriorizamos las emociones quedan atrapadas en nuestro cuerpo y pueden afectar negativamente nuestra calidad de vida. Es cierto que como sujetos sociales nuestras respuestas emocionales están condicionadas, sin embargo, es fundamental que podamos liberar lo que sentimos de forma saludable. Cada una de las emociones, aún aquellas cualitativamente negativas como la ira, el desprecio o la frustración tienen que ser aceptadas por quien las sufre para poder afrontarlas y luchar contra ellas. Sentirlas es parte de la vida. El miedo, la ansiedad están presentes y son inevitables. Aceptarlas, reconocerlas y canalizarlas nos permitirá romper el bloqueo emocional.

Poner en palabras aquello que nos causa malestar, dolor e incomodidad, nos permite liberar nuestros sentimientos, externalizarlos, para enfrentarlos y transformarlos en herramientas que nos permitan avanzar en nuestra vida.

Lo que callamos nos enferma. Lo no dicho se transforma en malestar fisico y psíquico. La mayoría de las enfermedades tienen su origen en conflictos no resueltos. Las palabras son vehículos que nos permiten alcanzar el alivio emocional.

Las palabras no son buenas o malas en sí mismas, su cualidad depende de la forma en que las expresamos y el contexto en el que las utilizamos. Saber decir, implica no usar imperativos, no utilizar términos agresivos, propiciar el diálogo, escuchar, aceptar las emociones que provocamos en los demás, actuar empáticamente sin juzgar. De esta manera las palabras se convertirán en vehículos que nos permitirán aliviar nuestras emociones, conocernos, aceptarnos, en definitiva, solo se trata de transformarnos en protagonistas de nuestra vida para elegir como deseamos vivir y cuales son las metas que queremos alcanzar.

© Copyright. Todos los derechos reservados. 2019

Esta página utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación. Si sigues navegando por la web aceptas su uso.

Centro de Psicología Eguzkilore
Psicóloga Gloria Mabel D'Alessandro Kaiser
722 617 163
Avenida Salís 19 Bajo Derecha, 20304 Irun (Gipuzkoa)